Alimentación

Sobrepeso y obesidad infantil. Consecuencias.

En una entrada anterior ya escribimos sobre las causas de la obesidad y el sobrepeso infantil y que la clave no parece ser comer menos sino come mejor:

Obesidad y sobrepeso infantil. Causas.

Pero ¿qué consecuencias tiene a corto y largo plazo la obesidad y el sobrepeso infantil? el impacto es importante a nivel físico, social y emocional. Puede llegar a afectar a su rendimiento escolar.

Consecuencias médicas de la obesidad y el sobrepeso infantil

La obesidad infantil está asociada con un número considerable de problemas médicos, a saber:

  • Hígado graso
  • Apnea del sueño
  • Diabetes tipo 2
  • Asma
  • Problemas cardiovasculares
  • Colesterol alto
  • Intolerancia a la glucosa
  • Resistencia a la insulina
  • Problemas ortopédicos
  • Psoriasis

Problemas que hasta hace poco se identificaban sólo en adultos pero que han empezado a detectarse de forma importante en niños.

Algunos de estos problemas se solucionan cuando el niño consigue reducir su peso, aunque hay otros que resisten hasta la edad adulta y podrían revertir en problemas muy graves de salud. Lo tres más comunes son la diabetes, apnea y problemas cardiovasculares

70_pulevapeques
13,6gr de azúcares cada brik. Con el sello de la Asociación Española de Pediatría.

Consecuencias sociales y emocionales de la obesidad y el sobrepeso infantil.

La obesidad infantil ha sido descrita como una de las condiciones más estigmatizantes y menos aceptables socialmente (USA). Los niños con sobrepeso u obesos sufren en muchas ocasiones de la crueldad de su entorno: discriminación, marginación social, etc. Se estigmatiza al niño obeso cuando, en realidad, el no tiene la culpa, la culpa es del entorno obesogénico en que vivimos:

“Addressing the obesity crisis requires a paradigm shift away from blaming individuals for the lack of will power to control their eating and physical activity to one of recognizing the “toxic” or “obesigenic” environment as a primary determinant.” (click en el texto para ver el informe)

Los niños con sobrepeso son excluidos (o se autoexcluyen) habitualmente de realizar actividad física con sus amigos al no ser capaces de mantener el mismo nivel de intensidad y juego.

Estos problemas sociales contribuyen a que los niños tengan baja autoestima, poca confianza en si mismos y una imagen negativa de su cuerpo. No es necesario decir que las consecuencias citadas pueden ser devastadoras para niños y adolescentes.

En cuanto a las consecuencias sociales, el entorno antes citado puede dificultar que el niño consiga regular su peso. Los niños acosados se retiran a lugares “seguros” lejos de las críticas, uno de esos lugares suele ser su casa, donde suelen buscar alivio en la comida.

42_aquarius
Una lata de Aquarius tiene 26g de azúcar.

 

Consecuencias académicas

La obesidad infantil tiene impacto en el rendimiento académico de los niños. Un estudio encontró que los niños obesos tienen 4 veces más probabilidades de reportar problemas con los estudios. También son más propensos a faltar a clase por problemas de salud, sobre todo los que sufren de diabetes y asma, lo cual afecta al rendimiento.

27_bebida_soja_fresa_platano
37g de azúcar

Conclusión

La obesidad y el sobrepeso infantiles son problemas que no afectan sólo a la imagen de los niños, muy al contrario, su impacto en términos de salud física y mental es muy importante y severo.

La “culpa” de todo esto no es de los niños, no podemos ni debemos culpar a un niño de no poder resistir los impulsos de su cerebro por consumir azúcares y comidas procesadas que, además, están diseñadas y fabricadas para producir ese efecto. La “culpa” es del entorno obesogénico en que vivimos, del exceso de estímulos diarios (TV, publicidad en las calles, mensajes del entorno).

Hemos acompañado esta entrada de fotos de sinazucar.org para dar una idea de a qué nos referimos con entorno obesogénico, de las cantidades de azúcar que los niños consumen sin que nos demos cuenta.

La solución a este problema pasa por concienciar al entorno familiar, los padres y abuelos son los primeros que tienen que romper la cadena. Ser conscientes, cambiar las meriendas y los desayunos del niño por opciones saludables y no ceder a las presiones externas. Es necesario también un cambio, este más difícil, en la legislación. Prohibir que la industria haga regalos a los niños cuando compran este tipo de comida/bebida, restricción de anuncios en horario infanfil, limitación de comida y bebida de este tipo en centros de salud, etc…

La obesidad infantil es un problema de todos.

¿Te ha gustado? nos encantaría que compartieras en tus redes sociales

Si quieres decirnos algo ¡anímate y comenta! 

El estudio completo en el que hemos basado esta entrada
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4408699/
Anuncios

Deja tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s